En la fusión se tienden a mezclar texturas, materiales y estilos en principio en extremos diferentes. Se mezclan tanto materiales naturales (fibras como el ratán, la madera…) con otros de procedencia tecnológica (cromados, lacas, tejidos sintéticos…) o mobiliario de formas clásicas y recargadas con otros de líneas rectas y sobrias.

Dejá de lado los complejos a la hora de mezclar, lo ideal es que lo hagas con valentía y en su justa medida, con cabeza pero sobre todo siendo consciente del resultado a conseguir para que al final no te quede un querer y no poder.

Los ambientes resultantes suelen ser muy personales y es difícil que toparse con otro igual ya que en muchas ocasiones se utilizan muebles u objetos únicos que son parte de una herencia familiar mezclados con otros de última vanguardia.

Podés optar por restaurar la cómoda antigua de tu abuela y colocarla un lugar destacado en el salón junto con una lámpara y un espejo vanguardista o, pintándola con algún color que le otorgue connotaciones modernas (negro, plata, etc…) tendrás lo antiguo fusionado con lo nuevo en un único objeto.

Todas estas cosas contribuyen a hacer de tu hogar un lugar único, que defina tu personalidad y sea irrepetible e inconfundible.

ALGUNOS TIPS

– Mirá el espacio como un todo y distribuí uniformemente los objetos que quieras resaltar.

– Procurá no sobrecargar la habitación con muchas piezas decorativas. Los espacios y el orden son fundamentales para lograr el equilibrio decorativo.

– Utilizá el color y las texturas para darle uniformidad a todo el conjunto. Procurá que el tono de tus muebles y paredes sean lo más neutros posibles, para poder luego destacar otros objetos sin saturar visualmente el espacio. Aunque mezcles muchos estilos decorativos distintos es importante elegir una paleta de colores que integre todos los elementos, para conseguir que la composición resulte atractiva.

– Tené en cuenta que los textiles como cortinas o tapicerías pueden ayudarte a unificar la decoración de la estancia.  Lo más importante es no sobrecargar, procurá evitar los excesos y buscar el equilibrio a base de texturas, colores y formas.

Fuente: losandes.com.ar