La provincia de Pontevedra alberga “numerosos” edificios contemporáneos de “reconocido prestigio”, así como obras menos conocidas pero de “notable calidad” que permiten ver un “fiel reflejo” de lo que significa la arquitectura contemporánea, un elemento que desde la provincia han decidido aprovechar para diversificar la oferta turística y “dar a conocer” los valores arquitectónicos de los que se dispone más allá del patrimonio histórico.

“Cualquier persona que viaja a un país, lo primero que hace es visitar su arquitectura, no sólo la histórica, también la contemporánea”, así lo ha asegurado, en una entrevista concedida a Europa Press, el presidente del Colegio de Arquitectos de Vigo, Antonio Davila, representante de una de las entidades participantes en la conformación de la ruta ‘Arquitectura Contemporánea en las Rías Baixas’, presentada el pasado jueves en Fitur.

La iniciativa, ha apuntado, partió de la Diputación de Pontevedra, en la primera reunión mantenida tras la toma de posesión de la nueva presidenta, Carmela Silva, que planteó a los colegios de arquitectos “una colaboración” en este sentido.

Davila ha reconocido que desde el primer momento le pareció “muy interesante” este proyecto, destinado a buscar “nuevos atractivos” para los turistas en la provincia de Pontevedra, y ha destacado que permitirá dejar de “concentrar” la promoción en los tradicionales ámbitos de la gastronomía, el paisaje o la costa, puntos fuertes de esta zona.

42 CONSTRUCCIONES “DE CALIDAD”

El trabajo conjunto entre la Diputación, las delegaciones de Vigo y Pontevedra del Colegio de Arquitectos y dos entidades del sector llevaron a la selección de 42 edificios representativos de la arquitectura contemporánea en la provincia, que han sido dispuestos a modo de ruta para los visitantes.

Sobre el proceso de selección de estos edificios, Antonio Davila ha indicado que en las reuniones primaron los “criterios de calidad”, al tiempo que se tuvieron en cuenta otras facilidades, como que pudiesen distribuirse a modo de “itinerarios” y que fuesen “visitables”.

Los edificios seleccionados –todos ellos construidos en los últimos 30 años– incluyen, así, “obras muy reconocidas” a nivel nacional e internacional –algunas premiadas– y otro tipo de construcciones que, siendo más privadas o de menor entidad, “tienen una calidad muy notoria”.

Entre los edificios destacados de la lista figuran el Campus de la Universidade de Vigo (CUVI), El Museo del Mar de Galicia, el Poblado minero de O Fontao, el Museo Marco, el edificio Plastibar (Vigo), el Estadio de Pasarón, la Casa Domínguez de Poio o la Casa Forestal de Torroso, en Mos.

Aunque Antonio Davila cree que “están fundamentalmente todas –las obras– que tenían que estar” en una selección de este tipo, ha admitido que ha sido necesario dejar algunas fuera, sobre todo en aquellas viviendas de carácter privado que “no son visitables” por parte de los turistas.

LÍNEAS SIMPLES E INTEGRACIÓN EN EL ENTORNO

Con la visita a estas construcciones, los turistas podrán conocer un “reflejo fiel” de la arquitectura actual y “profundizar” en algunas de sus claves, como la “simplicidad de líneas” o la “integración en el entorno”, ha dicho Davila.

“Es una forma de ver la arquitectura diferente”, ha asegurado el presidente del Colegio de Arquitectos de Vigo, para quien este tipo de arquitectura se complementa “perfectamente” con la histórica. De hecho, Antonio Davila ha apuntado que alguno de los edificios incluidos en la ruta ejemplifican “intervenciones de arquitectura contemporánea en patrimonio histórico”.

Davila ha confiado en que, al igual que ocurre en otros países, la arquitectura contemporánea sea “cada vez más conocida en Galicia” y se ponga de manifiesto que en Pontevedra, donde “los estudios de arquitectura contemporánea son numerosos”, hay “arquitectura de gran calidad”.

Fuente: eldigitaldeasturias.com