No es fácil diferenciar y adelantar cuáles serán las tendencias decorativas que se utilizarán en un año que apenas comienza. Es aquí donde inicia el trabajo de los decoradores, arquitectos y estilistas, quienes con sus conocimientos y experiencias en esta área revelan lo que se mantiene, lo que se va y lo que viene en este año.

Según la decoradora de interiores Norkelly Acosta, en 2016 se destacan algunas tendencias básicas y predominantes.

“Estas vienen dispuestas a dar un toque ‘chic’ y personal a los espacios del hogar y algunas no tienen intención de desaparecer”, dice Acosta.

La experta resalta que entre los estilos de esta temporada se encuentra el natural, presente hace algún tiempo en la ornamentación.

Con esta tendencia, la naturaleza se instala en la casa y lo hace de formas distintas, pero complementarias.

“Por ejemplo, la madera y las fibras naturales, como el bambú y el mimbre, se apropian de los mobiliarios, alfombras y complementos. Por otra parte, la naturaleza se inspira tomando como referencia la fauna (cabezas, esculturas y cuadros de animales) y la flora (murales y telas) más salvajes, logrando crear estancias visualmente impactantes y llenas de fuerza”, expresa la decoradora.

Uno de los favoritos

((+01 Para el decorador de interiores Ariel Marte Alba el estilo natural toma protagonismo, ya que los elementos naturales también serán primordiales.

“Las flores siguen siendo un elemento natural que lleva protagonismo en la decoración de este nuevo año. Los ambientes se vuelven bohemios y femeninos, las flores en estampados estarán más fuertes que nunca, mientras más grandes y vistosas mejor, para proporcionar así un detalle elegante. El lino llega para aportar un toque rústico y natural”, agrega Marte Alba.

Decoración para todos los gustos
¿Qué depara la decoración de interiores para el 2016? Esta es una interrogante que algunos se hacen, ya que necesitan enterarse de las nuevas tendencias y las que aun permanecen para lograr adaptar el estilo, los complementos y detalles de estos a su hogar.

Los decoradores de interiores Norkelly Acosta y Ariel Marte Alba expresan que en esta época se verán estilos que han permanecido por largo tiempo como favoritos, aunque ahora vienen a complementarse con colores, adornos, materiales y formas que antes no eran tan tomadas en cuenta.

Entre estos, Marte Alba destaca el estilo retro. “Este es uno de lo que mejor apuesta para este 2016. Se trata de la combinación perfecta entre elementos clásicos con toques modernos, se trabaja de forma simétrica, tonos pasteles, formas bien cuidadas con detalles románticos que complementan la sobriedad del espacio, paredes tapizadas con geometría y textura para crear relieve”, dice.

Por otro lado, Acosta, hace referencia al estilo ‘Shabby chic’. Este es típico de las grandes casas de campo de Gran Bretaña y consiste en mezclar lo antiguo con lo moderno. “Será una referencia en tendencia decorativa para este año”.

Manifiesta que sus colores fetiche serán los tonos pálidos, como el rosa o ‘beige’. Estas tonalidades aportan gran luminosidad a cualquier lugar de la casa, además de dar un toque sutil de belleza y delicadeza a las paredes del hogar. Se pueden combinar con colores azules, verdes menta o tonos vainilla.

Aclara que como principal elemento de decoración el ‘Shabby’ incluye motivos florales. Aunque de igual forma es posible combinarlo con líneas geométricas, ondas y curvas.

“En cuanto al mobiliario, este estilo incluye muebles en tonos de madera claros, detalles en metal dorado o plateado y cristal para los elementos decorativos como jarrones o centros de mesa”, indica la experta.

Otro de los estilos que permanece y se destaca es el nórdico. La decoradora señala que la ambientación de este diseño provoca serenidad, recogimiento y calma. Además de provocar unos notables efectos de amplitud en cualquier lugar que se utilice.

“Podríamos decir que es una genial combinación entre lo moderno sin caer en lo minimalista y lo tradicional sin caer en lo antiguo, siempre con sus propios toques”, añade Batista.

Sus colores más predominantes serán los verdes y grises. Al igual que combinaciones con líneas rectas, formas depuradas y estilizadas, propias del estilo nórdico.

Las texturas que utiliza esta tendencia son las maderas y los tejidos naturales, siempre en colores neutros.

La decoradora dice que esta tendencia decorativa se puede definir como una mezcla de muebles rectos, de formas sencillas, en colores blancos que se mezclan con la madera y con textiles naturales siempre combinados con colores neutros.

Batista comenta que no se puede dejar de lado una de las tendencias que sin duda es una de las apuestas más fuertes: “Que viva el color”.

“Una de las tendencias decorativas para el  2016 será la explosión de color que las otras tendencias mencionadas no tienen, y que muchas personas echan en falta. Colores de espectro amplio que llenan de energía cualquier estancia y que estimulan la decoración del lugar. Hablamos de colores como el amarillo mostaza, los naranjas, el rojo escarlata”, expresa.

Detalla que estos colores llenan de luz y energía cualquier ambiente y que en ocasiones son esenciales para levantar el ánimo de una casa. Junto a estos se agregan las formas sencillas y puras como las rayas en las paredes, o los complementos como las alfombras y cuadros. Maderas, plata, oro, cristales pintados, todos se incluirán aquí.

Destacados
El diseñador de interiores Ariel Marte Alba indica que el gris continúa presente. “La luz que aporta este color en lugares pequeños es impresionante”.

Otros como el amarillo ganan protagonismo. Este será uno de los más utilizados en este 2016. El experto recomienda agregarlo a la paleta de colores en el tono que le guste y hacer distintas combinaciones.

Señala el gris como mejor aliado del amarillo.

Marte Alba destaca que la tonalidad marsala fue una de las más utilizadas del 2015, pero que todo parece que formará parte de este 2016.

De igual forma, el rosa cuarzo y azul ‘serenity’ elegidos por Patone como los colores protagonistas del 2016, ahora son tendencia y aportan un estilo relajante y sofisticado.

El blanco puro y la serenidad y elegancia del negro son de las alternativas más distinguidas y funcionales por cuestión de luminosidad.

Fuente: listindiario.com