Muchos de los problemas que se presentan actuales dentro de la decoración vienen por la falta de espacio, aunque también existen ejemplos donde el exceso de espacio confluye como condicionante para crear una buena apuesta decorativa.

En este contexto, los espacios grandes pueden parecer más sencillos que los pequeños en la decoración, pero ello no indica que sea del todo cierto ya que ante un mayor espacio, mayor será la preocupación por dejar que todo fluya en armonía.

Decorar los espacios gracias no es sencillo, ya que requiere un mayor esfuerzo por emplear bien los recursos y las técnicas dentro de la decoración. Sin duda un salón grande requiere de análisis e ideas que nos faciliten conseguir un buen diseño. En este artículo detallaremos algunas de las ideas que pueden facilitar la tarea de la decoración dentro de los espacios grandes, donde es extrapolable a otras estancias.

La primera recomendación que se establece es conocer cuales son las dimensiones reales de la estancia, ya que ello permitirá crear una mejor distribución.

Una vez conocido las dimensiones es necesario crear una división dentro de los espacios grandes. Para ello puedes establecer dos zonas donde aplicar una decoración conjunta que se armonice como si fuera una. Bajo esta apuesta un salón de mayor tamaño puede integrar lo común como un sofá, mueble, televisión, alguna vegetación y ademñas añadir un pequeño escritorio en una esquina u otra zona destacada en el salón donde poder colocar un ordenador para consultas y otras propuestas.

Otra idea sencilla puede crear una mejor definición sobre los espacios, ello permite crear una mejor personalidad y estilo dentro del salón. Se pueden crear varias zonas en conjunto bajo los mismos aportes decorativos, formas y colores, que funcionen como un todo en conjunto. Esto se puede conseguir empleando el mismo mobiliario, alfombra o tonos en los espacios interiores.

Otra de las ideas para crear una decoración más completa e integrada apuesta por disponer de una menor proyección de espacios muertos. Para ello no se deben dejar espacios vacíos o ausentes ya que ello contribuye a mostrar los errores en la decoración. Es necesario cubrir esas zonas ausentes con alguna planta de gran tamaño, una estantería colocada de forma estratégica, un sofá de descanso, entre otras propuestas.

Es importante crear una decoración cómoda y armonizada, donde el estilo contribuya a establecer mejores sensaciones y aportes. Es fundamental cuidar la iluminación ya que ello ayudará a resaltar aspectos claves y bien definidos. Los aportes en madera, o salones rústicos contribuyen a crear un clima más cálido por lo que son ideales para los salones de gran tamaño.

Fuente: ideasdiez.com