La tecnología evoluciona día a día y con el mismo ritmo, cambia nuestra vida. Hace algunos años el español Leonardo Torres Quevedo, entendió la necesidad que tenían los ponentes y profesores para señalar en una presentación alguna zona de interés, e inventó el puntero láser o anteriormente conocido como puntero proyectable.

Sin embargo, este dispositivo que puede llegar a ser tan útil, puede convertirse en un peligro para nuestros ojos.

Según Ramón García, optometrista, “la luz concentrada de láser de punteros e incluso de juguetes tiene un riesgo, pudiendo causar lesiones graves en los ojos o incluso ceguera. Y no sólo corre riesgos la persona que utiliza el láser, sino cualquiera que esté en su entorno”.

García publicó en su sitio web que además de los punteros y juguetes láser, existe una gran cantidad de aplicaciones domésticas y de oficina que lo utilizan y que debemos manejar con ciertas precauciones como son los lectores de códigos de barras, escáneres e impresoras láser.

El especialista asegura que todos estos dispositivos tienen la potencialidad de ser dañinos para nuestra salud, sin embargo el riesgo mayor estriba en los que se compran por internet y son importados sin los debidos controles, lo que permite que se puedan conseguir láseres de potencias mucho más altas que llegan a ser los más peligrosos.

Alega que por lo general, un láser de 5 milivatios de potencia utilizado como puntero puede causar un daño irreparable en la visión si el rayo incide desde menos de 16 metros. El peligro de ceguera temporal sigue presente hasta los 80 metros. En potencias menores el riesgo se reduce pero persiste si la exposición es relativamente prolongada. “Hay que tener presente que como norma general el daño producido por un láser de este tipo no produce dolor”, aclaró García.

A medida que aumentamos la potencia, también aumenta el radio de incisión necesario para que se produzca daño real en el ojo. “Sabemos que un láser de 500 mW puede dejar ciego en distancias de hasta 160 metros y producir ceguera temporal hasta a los 800 metros”. Precisó que este láser deber ser exclusivamente utilizado en experimentos y en el ejército.

Cada año se producen muchas denuncias de pilotos de aviación que han sido deslumbrados con punteros láseres desde tierra e incluso de conductores. Es también conocido el uso de punteros láser para molestar a deportistas en muchos países del mundo, por ello es importante que los usuarios de estos dispositivos entiendan los riesgos que puede generar su mal uso.

Fuente: elsoldemargarita.com.ve