Enfrentar una rutina laboral agitada, así como practicar deportes distintos en el tiempo libre, representa una mayor dificultad para las personas que tienen alguna deficiencia visual como miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Pero el uso de lentes de contacto o anteojos podría convertirse en cosa del pasado, debido a que llegó al país la más novedosa tecnología láser con que se realiza la corrección refractiva, por lo tanto el tiempo de recuperación es mucho menor.

Claudio Orlich, cirujano oftalmólogo de la Clínica 20/20, manifestó a DIARIO EXTRA que se trata de VisuMax, un equipo con el que se aplica la técnica ReLEx SMILE (Small-Incision Lenticule Extraction), único en Centroamérica.

“Con esta técnica, a diferencia del resto de los procedimientos quirúrgicos para la corrección visual, el tejido corneal no es eliminado con un láser excimer, solamente se utiliza uno de femtosegundo para preparar un pequeño lentículo en el interior de la misma, el cual es extraído a través de una incisión de pocos milímetros. Ello ofrece un amplio rango de ventajas para el paciente”, resumió.

LARGO CAMINO

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cerebro humano recibe el 80% de la información a través del sentido de la vista y a la mitad de la población se le detecta cierta deficiencia.

El especialista agregó que desde mediados de los años 80, los métodos quirúrgicos láser fueron científicamente reconocidos y clínicamente probados.

“El principio básico que se encuentra detrás de todos estos métodos utilizados los últimos 20 años es usar un láser excimer para modelar las capas más externas de la córnea y lograr que el punto focal de los rayos de luz que llegan al ojo se encuentre justo en la retina.

A partir del 2011 es posible corregir la miopía y el astigmatismo con un láser diferente que sustituye el excimer”, manifestó.

Aseguró que el ReLEx SMILE es mínimamente invasivo porque combina la experiencia y la seguridad de las técnicas.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Orlich reveló que la cirugía se desarrolla en un solo paso. “VisuMax crea un lentículo refractivo y una pequeña incisión de menos de 4 milímetros en la córnea intacta, prácticamente independiente de las condiciones ambientales y de la estructura de la córnea. Seguidamente se extrae sin corte de flap y ello cambia la forma de la misma, impulsando el cambio de refracción buscado”, aseguró.

Entre los beneficios para los pacientes destacó que:

– Brinda una protección de la estructura ocular.

– Posee un acceso mínimamente invasivo, un 80% más pequeño que en Lasik y Femto-Lasik.

– La preparación del lentículo se hace con la córnea intacta.

– El área de la zona tratada es 1/3 menor que en un Femto-Lasik.

PREPARACIÓN ÁGIL

Si usted quiere someterse al procedimiento solo requiere las pruebas respectivas.

“A todos los pacientes que se van a operar se les hace un examen de la córnea, si usa lentes de contacto duros se le pide que no se los ponga como mínimo una semana, si son suaves unos tres días. De ahí en más ninguna cosa especial, mantener buena alimentación, estado de ánimo, etcétera”, dijo.

Acerca de la recuperación indicó que es breve. “La mayoría de la gente dice que ve bastante bien. Nosotros operamos el jueves o viernes y ya el lunes asiste a trabajar. La recuperación es muy rápida, días después puede retomar la rutina normal, en el caso de las mujeres maquillarse o bien practicar deportes.

El costo es un poco más alto que el otro, pero por las facilidades que conlleva. Si la persona lo necesita se le ofrecen financiamientos, pero eso se habla conforme el caso”, enfatizó.

Con Información de Diario Extra