Muchas veces el espacio y la decoración que tenemos limita nuestros espacios a lucir siempre igual y alejarlos de la versatilidad. Lo ideal en el hogar es crear escenarios que podamos renovar por completo con solo cambiar algunos accesorios y darnos la sensación de que estamos en un espacio nuevo. Haz de tu hogar un lugar versátil con estos 5 pasos para tener un cuarto multifuncional

1 Píntalo de un color neutral

Evita pintar tus paredes de tonos oscuros pues estos colores dan la sensación de que los espacios son más pequeños. Prefiere tonos claros como blanco, gris, amarillo, crema, ocre para tener una habitación más grande y luminosa.

2 La cantidad de luz que tú quieras

Jugar con la luz de la habitación es ideal para cambiar el aspecto de la misma cuando lo desees. Puedes optar regular la intensidad de la luz eléctrica para generar ambientes cálidos o tenues y si cuentas con la suerte de tener mucha entrada de luz natural, no dudes en optar por unas persianas para controlar la cantidad de luz que entra.

3 Coloca algunos estantes

Búscalos verticales pues son más prácticos para ahorrar espacio. También puedes colocar algunas repisas horizontales para ubicar fotografías, libros y objetos que no utilices tanto. Siempre puedes optar por una biblioteca que te sirva para guardar muchas cosas y a la vez actúe como elemento decorativo. Opta por un escritorio pequeño con compartimientos y eso si, proponte no convertirlo en un perchero.

En este paso también puedes optar por muebles, sillas, sofá-camas y camas con gavetas y compartimientos que te permitan tener suficiente espacio para almacenar y ordenar tu habitación.

4 Ten varias combinaciones

Compra a tu estilo un cobertor llamativo para que sean los accesorios los que brillen en tu habitación. Puedes optar por tener varias combinaciones y cambiar el look de tu cuarto cuando desees. Como las paredes son de color neutro, solo deberás buscar tonos que hagan contraste para elegir el cobertor, cojines, sábanas y demás accesorios que quieres agregar.

5 Agrega un espejo

Ubícalo en alguna de las paredes, creará la ilusión de que se trata de un lugar mucho más grande. También ayuda mucho cuando el área no tiene ninguna ventana porque genera profundidad en el espacio. Uno es más que suficiente,  no abuses.

Fuente: emedemujer.com